Nota de Recis: 10 discos



Martin Elizalde (Falsos Profetas)
Martín Elizalde, voz y pianista de la banda de rock rioplatense Falsos Profetas, con la que acaba de cumplir 15 años de carrera, y que a su vez en el 2010 editó su primer disco solista “Amores de trinchera”, nos regala sus 10 que “No siguen un orden jerárquico sino uno más bien cronológico mío, personal.”

Foto: Eugenio Mazzinghi.
#1: Los Twist - ''Cataratas musicales'' (1991)
Por si el hecho de que éste haya sido mi primer disco no tuviera suficiente peso como para entrar a la lista de los diez discos de todos los tiempos (de todos MIS tiempos), este álbum suma, además, un pequeño-gran detalle: escondido entre las canciones movedizas y con letras sarcásticas propias del comandante Cipolatti, está el primer tango que me conmovió: “Piso de soltero”, un compañero infaltable en los primeros regresos trasnochados a la casa de mis padres en mi temprana adolescencia. Noches alegres, con amaneceres tristes…
#2: Andrés Calamaro - ''Nadie sale vivo de aquí'' (1989)
-Ver siguiente-
#3: Los Rodriguez - ''Buena Suerte'' (1991)
Buena Suerte y Nadie sale vivo de aquí son, para mí, un solo disco. Es el comienzo de una forma de hacer canciones, un estilo que dominaría buena parte de la escena local durante los siguientes años (¿hasta nuestros días?). En el plano personal, fueron los discos que me empujaron a querer tocar el piano, cantar y hacer canciones. Les tengo un cariño inmenso.
#4: Sui Generis - ''Pequeñas anécdotas sobre las instituciones '' (1974)
Esos sintetizadores, esos arreglos, esas letras. Viajo de un golpe al pasado ya desde los primeros climas mutantes de la canción Instituciones. Un disco irreverente. Me puse muy contento cuando conseguí la edición en vinilo… mientras escribo esto me dieron ganas de ponerlo… Yo miiiro por el díía que vendrááá.
#5: Bob Dylan - ''Blood on the tracks'' (1975)
Canciones como “Simple Twist of Fate””, “Idiot Wind” o “Tangled up in Blue” forman parte de una especie de altar de la canción de autor. Los tormentosos detalles personales de la vida de Dylan al momento de grabar el álbum no hacen más que agregarle un plus de mística a esa mezcla de rabia y ternura que se histeriquean a lo largo de todo el disco.
#6: Los Visitantes - ''Espiritango'' (1994)
Palo Pandolfo es un referente musical y lírico para un sector del rock argentino actual del que estoy orgulloso de ser parte junto a Falsos Profetas. Ir a los recitales de los Visitantes era ir a la guerra. Un artista distinto, desnudando la calle y el diccionario ahí arriba, contagiando emociones. Creo que nunca perdí tantos kilos en un recital como en la época de Espiritango, un disco exquisito por lo crudo, honesto y, en especial, por unir de una vez y para siempre dos géneros que hacía tiempo se merecían bailar una misma canción.
#7: Tom Waits - ''Small Change'' (1976)
Con este disco conocí a Waits, pero también conocí otra forma de cantar, de escribir, de tocar el piano… de transmitir. Imperdible. La aparente sencillez que irradia este cantor de historias aguardentosas es la sencillez traicionera de las grandes obras… que de tan “sencillas” son imposibles de imitar. Excelente puerta de entrada para la obra de un artista que siempre fue hacia donde quiso… en los ochentas, cuando todos se dejaron seducir por las nuevas olas, él se sumergió en su caverna y emocionó desde un lugar impensado.
#8: La Chicana - ''Un giro extraño'' (2000)
Los detalles. Me gustan las canciones que se centran en los detalles, que lejos de conformarse con un relato minimalista de alguna situación, se toman el trabajo de describirla para que la veas, para que la huelas, para que la toques. Para hacer eso sin caer en lugares comunes o berretadas propias del oficio, hace falta saber contar. Acho Estol cuenta como pocos, y este disco reúne unas canciones impresionantes, variadas en temáticas, en ritmos, en paisajes. Dolores Solá canta y conmueve con una voz tan flexible como la orquesta de cámararock que dirige Estol.
#9: La Cabra Mecánica - ''Ni jaulas ni peceras'' (2003)
El Lichis, cantante, letrista, compositor y alma de esta banda española, resume gran parte de lo que me gusta de distintos autores ibéricos: Sabina, Serrat, Bunbury, Combolinga, Ray Heredia, Quique González, los Pata Negra Blues, entre otros. Es ese amigo que uno siempre quisiera tener al lado, que con un uso del lenguaje entre directo, sofisticado, sensible y patotero, cuenta eso que todos alguna vez pensamos o sentimos y que no quisimos o no supimos cómo decir. Un letrista de otro planeta.
#10: Wilco - ''Summerteeth'' (1999)
Después de los dieciocho años creí que no podría volver a fanatizarme de una banda, como si ese tipo de pasión se circunscribiera a la montaña rusa emocional propia de la adolescencia. Pero de repente llegó este disco, con una búsqueda sonora y de redefinición de la estructura del formato clásico de canción que me llamó mucho la atención. La sociedad de Jeff Tweedy con Jay Bennet, la ruptura y el renacer de la nueva formación con el monstruo de Nels Cline como copiloto todo terreno. Desde Summerteeth seguí cada paso de su discografía, y con cada disco me fui fanatizando hasta convertirme en este treintañero que no ve la hora de que vengan a Argentina para ir a verlos en vivo.